Skip to main content
News

The SMEs are implementing compliance programs (in Spanish)

22/02/2016

Locations

Spain

The article that follows is written in Spanish and reviews prosecutor's office point about that companies must have a comprehensive program of compliance  and demonstrate with facts that fight any suspicious behavior: La semana pasada, la cadena de clínicas odontológicas Vitaldent, la sucursal madrileña del gigante bancario chino ICBC y 73 empresas del sector cárnico fueron objeto de operaciones judiciales por la comisión de presuntos delitos contra la Hacienda pública. En... The article that follows is written in Spanish and reviews prosecutor's office point about that companies must have a comprehensive program of compliance  and demonstrate with facts that fight any suspicious behavior: La semana pasada, la cadena de clínicas odontológicas Vitaldent, la sucursal madrileña del gigante bancario chino ICBC y 73 empresas del sector cárnico fueron objeto de operaciones judiciales por la comisión de presuntos delitos contra la Hacienda pública. En todos estos procedimientos, la Fiscalía no acusará sólo a sus principales directivos, sino que irá también contra las sociedades. Desde el 2010, las personas jurídicas pueden ser penalmente responsables y, desde el pasado verano, la ley establece que los programas de prevención de delitos pueden librar a las empresas de ser condenadas. Por eso, el pasado miércoles el Industrial & Construction Bank Corporation (ICBC) aseguró enseguida que los principios de la entidad se basan “en hacer cumplir las leyes contra el blanqueo de dinero de forma estricta”.Si algún alto directivo del banco fuera condenado, el ICBC correrá el riesgo de seguir la misma suerte. Sólo se libraría si puede demostrar que tiene una auténtica cultura corporativa de prevención de delitos. Así lo ha recordado recientemente la Fiscalía en una circular que busca unificar criterios por parte de la acusación pública en toda España ante los procedimientos penales en las empresas. Las empresas ya saben ahora a qué atenerse: deberán tener un programa completo de prevención de delitos y poder demostrar con hechos que luchan contra cualquier comportamiento sospechoso. Y eso, cuanto menos, complica su existencia. Así lo ve Pimec, para quien “la pyme se enfrentará a obligaciones formales desmesuradas cuya falta de cumplimento puede acarrear costes y situaciones que pueden poner en cuestión su continuidad”, asegura Joan Maria Gimeno, presidente de la Comisión Economico fiscal de la patronal. Las pymes temen que puedan salvar sus responsabilidades en caso de irregularidades cometidas por su personal o sus gestores. Ya se verá cómo se aplica la ley, pero ahora son muchas las empresas, también medianas y pequeñas, que ya están poniendo en marcha programas de prevención de delitos. “Las pymes se lo están tomando en serio, están implementando programas de compliance y tienen cada vez más claro que no se pueden quedar ahí”, apunta Rafael Jiménez ­Gusi, socio de Baker & McKenzie en Barcelona y responsable de compliance e investigaciones. Este experto recuerda que la Fiscalía ha dejado claro que no basta con tener un programa o un certificado genérico, sino que hay que prever los riesgos especí­ficos de cada empresa. Esto incluye a los trabajadores queno estánestrictamente ennó­ mina. “Podrán exigir a las empresas que los autónomos o subcontratados conozcan y cumplan su código ético o que tengan un programa de prevención de delitos propio si actúan a través de empresas”,explicaNievesBriz, socia de Jausas. En las empresas grandes,  la figura del compliance officer ya está muy extendida. A partir de ahora, estos directivos, comoel consejode administracióny el comité de dirección se la juegan. Como recuerda la Fiscalía, una muestra de que la cultura de laempresaes realmentecontraria a cualquier actividad delictiva es cómo reacciona cuando se descubre una conducta sospechosa. Y se presumirá que son culpables salvo que puedan demostrar su buen hacer. “Esto es rompedor porque se invierte la carga de la prueba”, advierte Briz.

Sign up to our email digest

Click to subscribe or manage your email preferences.

SUBSCRIBE