Skip to main content
News

‘Quo vadis’, Catalonia

09/12/2015
The article that follows is written in Spanish and focuses on the political and legal situation that Catalonia is currently facing: Estamos viviendo tiempos movidos en la política catalana. 

No podemos considerar novedosa esta situación pues trae causa desde el malogrado Estatut de 2006, cuya nefasta gestión por todas las partes implicadas generó el huevo de la serpiente de la situación actual. Pero, en los últimos tiempos, la situación –y lo que es aún más preocupante, la percepción de la misma– ha cambiado drásticamente y para peor.

Durante años, el proceso catalán era seguido a nivel internacional con interés y comprensión. Además, hasta hace poco, cuando los inversores efectuaban el análisis de riesgo de una inversión, la situación de Cataluña no era distinta de la de otros lugares e, incluso al contrario, Barcelona era un destino atractivo para un inversor. Si finalmente decidía no materializar su inversión, lo hacía por motivos fundamentalmente fiscales y se iba a otras jurisdicciones con una fiscalidad ventajosa como Luxemburgo o Irlanda.

Lamentablemente, después del error estratégico de la votación de desconexión del pasado 9 de noviembre, la situación ya no es la misma y somos vistos como un lugar donde las inversiones tienen riesgo. Como botón de muestra, hace unas semanas el organizador de un importante evento deportivo nos solicitó una opinión legal acerca de las consecuencias que podría tener una secesión unilateral en los compromisos asumidos por organismos nacionales, autonómicos y locales para que el evento se celebrase en Cataluña. En la situación actual, es más que probable que acabe decantándose
por otra localización a europea.

Por tanto, el error de los políticos está comprometiendo muy seriamente la buena imagen internacional de Cataluña. Como sabemos todos, el capital necesita seguridad jurídica. Es posible para un inversor convivir con políticos ineficaces e inoperantes, e incluso corruptos. Italia ha dado durante años buena muestra de ello, pero lo ocurrido en Cataluña, con la precipitada declaración unilateral de independencia ha cambiado totalmente la perspectiva de los inversores acerca del riesgo país.

Sign up to our email digest

Click to subscribe or manage your email preferences.

SUBSCRIBE